La grandeza del Imperio Jemer

El gran Imperio Jemer (s. VIII – XIV) fue, sin duda, el Imperio más poderoso que ha conocido el sudeste asiático.

Identificado por el esplendor de su ciudad más emblemática, Angkor, fue la época dorada de aquel territorio que comprendía los países modernos de Tailandia, Laos, Camboya, Vietnam, parte de Birmania y Malasia.

Las pagodas más bellas serían construidas bajo las monarquías de esta época. Los campos serían fértiles como nunca más en el futuro. Además, las profundas raíces religiosas, del budismo y del brahmanismo, que caracterizan al pueblo camboyano y su profundo respeto y divinización por la figura del monarca son parte del legado de su período imperial.

Sin embargo, como todo Imperio, entró en decadencia, pero su esplendor, como un paraíso onírico, jamás se desprendería del imaginario colectivo del pueblo camboyano cuyo recuerdo sería evocado por todas las futuras generaciones camboyanas. De hecho, se conoce que Pol Pot llegó a decir: “Si Camboya construyó Angkor, puede hacer todo lo que se proponga”. [1]

 

Marisa López

@sisulopez

————–

[1] AGUIRRE, Mark. Camboya: el legado de los Jemeres Rojos. Mataró: El Viejo Topo, 2009

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s